06/09/17 :: FEDERACIÓN ESTUVO AUSENTE PESE A QUE DEBE MÁS DE 8 MILLONES
Establecimientos termales fueron informados de los nuevos importes que tendrá la explotación comercial del recurso termal

Se realizó una reunión en la Sede del Ente Regulador de los Recursos Termales de Entre Ríos (ERRTER) entre el Directorio del organismo y representantes de las comunidades termales con el fin de tratar el Proyecto de Condonación del Canon que adeudan a la fecha y presentarles la propuesta de modificación de la fórmula por la cual se determina el importe que debe pagar cada complejo por el uso del recurso. En representación del Ente regulador estuvieron su Presidente, Ing. Ricardo Argüello; la Vicepresidente, Fga. María Angélica Guerra; y el vocal representante del sector termal, Lic. Walter Magri.
 
Ante los referentes de los establecimientos presentes se analizó el Proyecto presentado por el Dip. Juan José Bahillo por el cual solicita la Condonación del Canon que adeudan los permisionarios por la explotación del recurso, iniciativa que cuenta con media sanción por parte de la Cámara de Diputados de Entre Ríos, esperando su tratamiento en el Senado.
 
Además se presentó la propuesta de modificación de la fórmula por la cual se determina el canon que debe percibir el Estado provincial. La misma se compone de un valor fijo por el derecho de uso del recurso y otro valor variable según el caudal mensual extraído en metros cúbicos. El valor inicial de la Unidad Fija será el establecido por el E.P.R.E. para la tarifa T1-Residencial, TARIFA 1 PEQUEÑAS DEMANDAS pero será actualizado en forma semestral según el Índice de Precios al Consumidor, Nivel General, con datos del total nacional que publica el INDEC.
 
La modificación contempla la coyuntura nacional, resultando valores sensiblemente inferiores a los actuales y acordes a la situación del sector. Más teniendo en cuenta que el desmedido aumento de la tarifa de luz en los últimos dos años, la cual como es utilizada como referencia para la determinación y actualización de la Unidad Fija, distorsionó los importes finales, los cuales eran imposibles de afrontar.
 
Además se le reiteró a cada complejo la obligación de la cumplimentación de los aspectos legales y técnicos respecto a la explotación, tratamiento y disposición final de los recursos termales, ante lo cual se programaron visitas a cada establecimiento para coordinar los trabajos requeridos según la normativa vigente.