10/05/18 ::
La Justicia intimó a un hotel a demoler parte de su estructura

Uno de los hoteles más grande que existe en la ciudad de Federación, fue intimado por la justicia a demoler parte de su estructura, porque en su momento un vecino denuncio que se había construido fuera de lo que indica el código de edificación. Ahora desde el hotel Apart Guarumba, piden la intervención del Concejo Deliberante, para que por vía de excepción se eluda dicho fallo; argumentando, entre otras cosas, que la misma obra fue autorizada por el ex Secretario de Obras Públicas, Fernando Marcilli, quien falleció en el 2009. Cabe mencionar que el ex intendente Manuel Abreu, ocupa actualmente una banca del H.C.D, pero se escusa diciendo que él no firmo ese permiso.
 

A modo de introducción, se debe recordar que en el año 2008, el hotel Apart Guarumba, daba inicio a una obra de ampliación, omitiendo el retiro de los cuatro metros de frente y superando la altura, con la construcción de un piso más.

En ese momento la obra fue denunciada por el vecino José María Delembert, lo que dio lugar a un proceso judicial, el cual dicto sentencia el 29 de julio de 2015, intimando a demoler lo construido sobre ese lote, es decir el retiro de cuatro (4), metros sobre calle Paraná, y el tercer piso en su totalidad, quedando el mismo solo destinado al uso de tanques de reserva de agua y sala de máquinas.   

En la última sesión del Honorable Concejo Deliberante, de la ciudad de Federación, ingreso una nota del gerente de FEDETOUR S.R.L  a la cual tuvo acceso 7Paginas, solicitando una excepción al código de Edificación y de Ordenamiento territorial y Ambiental de esta ciudad, argumentando que ellos presentaron un ante proyecto, que fue autorizado por el ejecutivo municipal.

A simple vista se entiende que una obra de tal magnitud, no puede avanzar solo con un ante proyecto, lo otra irregularidad, es que solo lleva la firma del ex Secretario de Obras Públicas, Fernando Marcilli, fallecido en un trágico accidente el 6 de agosto de 2009.

Es decir que en ese momento, se estaba ampliando un gran hotel, que está ubicado en la calle más importante que tiene esta villa termal, y el intendente no estaba enterado.
     
Hoy, el caso tiene sentencia firme, y se presenta como una situación compleja a resolver, porque la firma advierte que de llegarse a demoler lo que está mal construido, traería aparejado un peligro de derrumbe, que afectaría también a los vecinos linderos.     
Fuente: Jorge Bravo y José Luis Godoy