11/05/18 ::
Carlos Miller; “Volver al FMI es aceptar que la política económica de cambiemos a fracasado”

El hecho de que el Presidente Mauricio Macri ha decidido volver a pedir financiación al FMI, es como sucede cuando un hijo después de haber recibido un patrimonio de su padre, tiene que sentarse frente a él y aceptar que ha fracasado como administrador de los bienes que le fueron confiados.
El hecho político de volver a las recetas del FMI se puede leer como:
-AL País los mercados externos no le prestan más dinero. 
-Que al País lo han sobre endeudado.
-Que la Argentina no está pudiendo cumplir con el pago de intereses y de deuda.
Volver a pedir créditos al FMI, no es gratis ni placentero, el FMI presta bajo condiciones que por lo general suelen ser todas desfavorables al bienestar de la gente. Suelen exigir medidas de ajuste en el gasto público que dificulta la inversión en obra pública, viviendas, salud o educación. 
Estas exigencias se dan para asegurarse que los acreedores externos (tenedores de bonos, bancos, etc.)Van a poder cobrar la deuda.
Últimamente he escuchado que estamos así por los últimos 50 años de gobiernos peronistas. Primero que no fueron 50 años, fueron 37 años. Lo que si fueron 50 años fue la imposición de las políticas del FMI en todos los países latinoamericanos. Hace 50 años que venimos sufriendo las recetas del fondo monetario, impidiendo  condiciones que no han permitido desarrollar la industria Nacional, los recursos energéticos, queriendo que los asalariados cobren salarios de hambre.
Han sido los gobiernos Peronistas desde Perón (con la acepción de Menen) los que se han opuesto o frenado las recetas del FMI, siendo Perón y Kirchner los que han pagado las deuda al fondo monetario. 
¿Cuál es el rol de la oposición hoy?
Hoy más que nunca los partidos opositores, deben cumplir el rol de construir una alternativa de poder, con un proyecto de país que nos permita incluir a todos.
No es cierto que haya un solo camino.
No es cierto que no se pueda gobernar sin cargar sobre las espaldas de los  trabajadores todo el costo social de este ajuste.
Hoy podemos preguntarnos cómo fue posible desarrollar políticas de crecimientos y de bienestar público, desendeudarnos, sin recurrir al endeudamiento externo. Durante 12 años, afrontamos varias corridas bancarias, crisis económicas mundiales, y pudimos salir adelante sin recurrir al FMI.
Es porque tuvimos un proyecto de gobierno que ponía la prioridad en el bienestar de la población.
CAMBIEMOS (el Pro, el Radicalismo y el ARI)no han tenido un plan de gobierno, hasta ahora, solo se ha visto  a ceos de empresas dentro del gobierno tomando decisiones que solo han beneficiados a las grandes empresas a las que representan.
Entiendo que en todo el País y en todos los niveles de la política, es necesario construir puentes, construir una corriente de pensamiento que nos una en un proyecto en común, (no nos van unir las caras, ni los eslogan). Una oposición atomizada solo es funcional al oficialismo... UN proyecto que nos referencie va a ser el hilo de unión que nos constituya en una propuesta valida.
Son los legisladores Nacionales los que pueden cumplir un rol fundamental para tal fin. Lo han demostrado sancionando una ley que para el aumento de tarifas. 
Sin un proyecto de País alternativo y una oposición unida, no podremos enfrentar la crisis a la que nos conduce el actual gobierno.