07/07/18 ::
Dos mujeres concordienses fueron condenadas por narcomenudeo

El Tribunal Oral Federal de Concepción del Uruguay juzgó a Lourdes Marisa Miño y Carina Maricel González, por comercialización de droga.
El tribunal integrado por el doctor Sebastián Gallino y el Vocal Subrogante Osvaldo Alberto Facciano, juzgó y condenó a Lourdes Marisa Miño y Carina Maricel González, que fueron procesadas tras una investigación iniciada el primero de abril de 2017. 

Las sospechas iniciales indicaban que Carina Maricel González se dedicaba a la venta al menudeo de estupefacientes en el domicilio de su madre Gladys Beatriz Miño, ubicado en calle 53 al 2035, destacándose que Carina Maricel se encontraba cumpliendo condena por similar causa. 

En ese marco comenzaron las tareas de vigilancia a dicho domicilio, observándose la fluida circulación de los clientes en distintos medios de locomoción, realizando el típico pase de manos. Y luego se retiraban rápidamente manipulando algo pequeño entre sus manos, maniobras que incluso permitieron documentar que se trababa de cigarrillos de armado casero, y los pases típicos de venta en la vereda.

Asimismo logró determinar que en la vivienda ubicada enfrente al domicilio primeramente investigado, precisamente en el N° 2040, donde vivía Lourdes Marisa Miño, también acudían personas en distintos horarios a comprar narcóticos. 

Acto seguido se precedió al allanamiento de la casa de Gladys Beatriz Miño, donde no se constataron moradores, requisándose un Volkswagen Suran, dominio IMG-348 y la vivienda. Allí se logró secuestrar dinero en efectivo, cigarrillos armados, marihuana y elementos para el fraccionamiento.

Simultáneamente se realizó otro allanamiento en relación al domicilio de Carina González, donde se identificó a dos personas en la vereda y a Marisa Lourdes Miño y tres menores de edad, en el interior del mismo. Además se secuestró una importante cantidad de porros y otros elementos de interés a la investigación.

La concordienses fueron llevadas a juicio y durante el debate declararon diferentes testigos, pruebas, escuchas telefónicas, filmaciones. 

Finalmente, el tribunal luego de las audiencias condenó a Lourdes Marisa Miño a la pena de cinco años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento adoptando la modalidad de prisión domiciliaria y a Carina Maricel González a seis años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento, la cual cumplirá condena en la Unidad Penal N° 6 de Paraná.