12/04/19 ::
Los casinos están de moda: manual para un buen uso

En la última década, parece que el sector del juego se ha puesto de moda: entre el boom de las apuestas deportivas, la profesionalización del mundo de los videojuegos a través de los eSports o deportes electrónicos, y el buen funcionamiento de internet como entorno lúdico seguro, parece que este tipo de juegos se ha vuelto más accesible a todo tipo de personas, además de haber experimentado una regulación más estricta por parte de los gobiernos de todos los países, lo que para el usuario se traduce, de una parte, en la obligatoriedad de tributar los premios a partir de cierto importe, pero también, y lo más importante, en una mayor seguridad y la garantía de acceder a casinos en línea que tienen licencia para operar y no la pondrán en peligro.
 
A pesar de ello, el jugador que decida probar suerte más allá de jugar por diversión deberá tener en cuenta diferentes aspectos para que su entretenimiento no derive en un uso patológico. La mayor parte de las salas de juego están facilitando herramientas para detectar adicciones potenciales y para promover un uso responsable, pero para quedarse tranquilos de que accedemos a uno de los casinos que se toman en serio estos aspectos, lo mejor es acudir a páginas de comparativas y recomendaciones tipo https://www.casinos2k.com/ en las que además se tiene acceso a consejos de jugadores reales no asociados a ninguna marca en concreto.
 
Una vez elegido dónde se va a jugar, se sugiere probar los juegos en el modo sin dinero real, para familiarizarse con ellos, divertirse (debe ser la motivación principal) y no perder plata sencillamente por desconocimiento de las reglas del juego. Podremos probar decenas de juegos de todo tipo, no sólo las tragaperras tan de moda en los casinos físicos , sino también la ruleta multijugador en la que se interactúa con otros jugadores reales o el blackjack con croupieres reales que veremos en video. Y ya una vez que estemos seguros de querer jugar con dinero, observaremos los diferentes bonos de bienvenida, ya que algunos ofrecen más dinero pero a cambio las normas para retirar los premios son más estrictas, o simplemente este dinero sólo se puede usar en determinados juegos. Como en todo, lo más importante es leer toda la información disponible para evitar sorpresas.
 
La mayor parte de las marcas cuentan con app para smartphones, tal vez a algunos les resulte más sencillo jugar desde plataformas móviles por ser táctiles, obsérvese cómo se encuentra más cómodo jugando. En el momento en que se empieza a jugar, hay que llevar muy bien la cuenta de lo que estamos dispuestos a depositar para no perder el control. Es verdaderamente importante saber retirarse a tiempo, y si no se confía en esta capacidad, acudir a los autolímites disponibles a través de organismos sugeridos en la mayor parte de los casinos en línea, a pie de página: aquí se puede elegir el máximo de horas semanales, el máximo de dinero a depositar y otras cuestiones que ayudarán a una experiencia sin sorpresas, como si de un control parental se tratase, pero para adultos. Pero por supuesto, lo esencial es que la experiencia sea divertida y, aunque se juegue con competitividad, no derive en quebraderos de cabeza. En el momento en que detectemos esta sensación de desasosiego, deberemos parar, ya que podría llegar a ser patológico, justo lo que no debe ser.