15/04/19 :: La mano que Macri le dio a Bordet
EN SU MUNDO IRREAL, MACRI VINO A "LEVANTAR" A BENEDETTI Y LO TERMINÓ HUNDIENDO

La diferencia a favor de Bordet en las PASO sorprendió a los propios peronistas. Sus encuestas no eran tan favorables. Macri hizo campaña por Benedetti y terminó levantando a Bordet.
 
 
La diferencia de votos que en las PASO de este domingo obtuvo Gustavo Bordet sobre Atilio Benedetti fue muy superior a la esperada. No sólo por los militantes de Cambiemos; también en comparación a lo que manejaban en el propio peronismo. Ni el más optimista de los funcionarios de la Casa Gris imaginaba más de 20 puntos de margen, con ventaja sobre Cambiemos en todos los departamentos de la provincia.

¿Cómo debe leerse ese resultado? ¿Mérito de Bordet o defecto de Benedetti? ¿Triunfo peronista o castigo a Cambiemos por la crisis económica?

Seguro que hay de las dos cosas. Pero la amplitud del triunfo y la sorpresa en las filas del PJ puede dar pie para pensar que fue decisivo el voto castigo por la severa crisis económica, que Cambiemos en el orden nacional no acierta en revertir. Sobre todo, si se toma en cuenta que una semana antes de las PASO la campaña dio un giro con la visita del presidente Mauricio Macri a Entre Ríos. Ese gesto, que constituyó la primera apuesta que el Presidente hizo en una provincia en este año electoral, reforzó la identificación del radical Benedetti con Macri.


Hace dos años, Benedetti encabezó la lista que en Entre Ríos ganó con el 53% de los votos. Benedetti es el mismo; el que cambió fue Macri, con su fracaso económico.

Es verdad que, en este proceso electoral Benedetti arrancó de atrás, en comparación con Bordet, que lleva tres años y medio de gestión. “La verdadera campaña empieza mañana”, se defendió el radical, bien temprano este domingo, desde Gualeguaychú. Lo dijo rodeado de dirigentes de PRO.

¿Beneficios de la unidad después de dos décadas de doble oferta electoral peronista? Puede hacerse también esa lectura. O, en todo caso, que en una campaña pesan siempre más los apremios económicos que las valoraciones referidas a la corrupción, sobre las que Benedetti pensaba beneficiarse al plantear que la reunificación peronista igualaba a Bordet con Sergio Urribarri.
paginapolitica