09/08/19 ::
FACILISMO: LA GESTÍON CECCO CONVIERTE A LAS CALLES EN UN SUMA DE OBSTÁCULOS

En una misma cuadra pinta dos sendas peatonales, coloca carteles indicando que es una  Escuelas y ahora agrega lomos de burro, sin contar los tremendo pozos que ya obligan a frenar… todo producto de su incapacidad para educar a quienes manejan, la solución es cerrar las calles prácticamente.


  Esta gestión a la que por suerte le quedan 123 días, no pudo resolver ninguno de los temas que azotan a la ciudad, así como el déficit de vivienda se incrementó en 500 casa como lo dijo el propio Intendente, las calles quedan destruidas y temas cotidianos como los perros en la calle, caballos, estacionamientos en cualquier lado, el tránsito en las calles se lleva el broche de oro..
  La falta de educación vial se agudizó, se abandonó las permanentes charlas en Escuelas que se hacían antes, no hubo más campañas viales y esto se intentó suplir con el secuestro de motos, un nuevo fracaso que solo sirvió para que durante años el patio municipal sea un chatarral de motos secuestradas.

Pero las motos le siguen molestando a Cecco, y parece que también que la gente transite normalmente por las calles, sea en auto o bicicleta, y para evitarlos sale a colocar más lomos de burro, así como lo hizo en la avenida San Martín, en Alem y ahora redobla la apuesta  y quiere ver a las calles como una pista de obstáculo.
 En cualquier sociedad organizada, con gobernantes educados, una senda peatonal ya significa que el peatón pasa por ahí y que tiene prioridad, si a eso le agregamos un cartel de “Despacio Escuela”, ya le avisamos a quien conduce que debe tener cuidado, pero a este gobierno no le cierra ninguna idea, entonces ahora suma lomos de burro por todos lados, convirtiendo a las calles en un serrucho.
 Las críticas ya le llovieron cuando a metros de los semáforos del centro colocó dos tremendos escollos en apenas 50 metros, el tránsito esquiva esto,  se desvía por las calles laterales afectando al comercio céntrico que ya sufre la crisis provocada por la gestión nacional.
  Pero como ya no le importa nada, salvo subirse el sueldo de él y sus familiares, transforma a las calles en una suma de escollos, agravado por los infinitos pozos.