08/01/21 ::
COMUNICADO DE VARIAS INSTITUCIONES INTERMEDIAS: AL BORDE DEL COLAPSO


Luego de pasar prácticamente un año sin producir, pagando tributos provinciales excesivos por tener nuestras empresas cerradas, dependiendo en algunos casos de los programas nacionales para llegar a paliar un porcentaje del compromiso salarial, la actividad turística se encuentra al borde del colapso total. Para este verano, hemos invertido de nuevo, apostamos al desarrollo de la provincia con todos los protocolos sanitarios correspondientes, tomamos la responsabilidad de comprometernos con los trabajadores, incluso sin tener certezas hasta último momento de cómo podría desarrollarse la temporada de verano.


Y ahora, a la incertidumbre generalizada le debemos sumar una restricción horaria que nos afecta de manera directa, siendo un golpe certero al desarrollo de la actividad turística. La mayoría de los prestadores han tomado créditos para poner a punto los complejos, en una temporada que sin dudas es una de las peores de la historia, será muy complicado mantener la actividad a flote.


El horario de cierre a las 23 horas derivará en el quiebre de la mayoría de las empresas del sector, las cuales ya no cuentan con márgenes posibles para sostenerse, sumándose a la gran cantidad de complejos que en este tiempo han cerrado sus puertas a lo largo y ancho de toda la provincia.


Los prestadores turísticos de Entre Ríos hemos tomado la responsabilidad y el máximo compromiso con la finalidad de sostener las fuentes de trabajo, y aplicando todos los protocolos vigentes para minimizar los riesgos de contagio y reconvirtiendo diversos espacios comunes para asegurar el distanciamiento necesario. Incluso, estamos trabajando con la capacidad receptiva indicada en cada caso por las autoridades, siendo la misma prácticamente no rentable.


Por esto mismo, las entidades nucleadas en la Cámara Entrerriana de Turismo rechazan enérgicamente cualquier disposición que atente contra el normal desarrollo de la actividad ya que el turismo no es responsable del crecimiento de la curva de contagio.


Es imperiosamente necesario que se efectivice en la mayor brevedad posible, apelando a las fuerzas de seguridad, el control del cumplimiento de los decretos y protocolos para desactivar toda realización de encuentros clandestinos que terminan siendo masivos y de público conocimiento, y por esto mismo instamos a las autoridades a que antes de tomar medidas restrictivas evalúen el daño económico que producen y, en tal caso, generen alternativas efectivas para que la actividad pueda continuar.


Por si fuera poco, nos encontramos con una estrategia comunicativa prácticamente nula por parte de la Secretaría de Turismo para generar confianza en los potenciales turistas que podrían venir a Entre Ríos, lo que deriva en la pérdida de posicionamiento respecto a otros destinos del mercado nacional.


Nuevamente, reiteramos nuestra convocatoria, para conformar un espacio amplio y dinámico de trabajo, donde confluyan las autoridades gubernamentales del sector turístico, los representantes de los privados y los directivos del Ministerio de Salud de la provincia. Apelamos a buscar soluciones en conjunto que beneficien, y sobretodo cuiden, tanto a los visitantes como a los entrerrianos.