10/06/21 ::
Restricciones: analizan “un apartado para el fin de semana del Día del Padre”

En caso de que no se apruebe la ley que establece parámetros, se renovará el semáforo epidemiológico con las restricciones nocturnas y la suspensión de clases en zonas de alarma. Los confinamientos de sábados y domingos, en evaluación.







El Gobierno nacional se prepara por estas horas para emitir un nuevo DNU para renovar las medidas de aislamiento frente a la segunda ola de coronavirus, que regiría desde el próximo sábado, ante las dificultades para aprobar antes del viernes el proyecto de "emergencia Covid".
En caso de que no se apruebe la ley que propone una serie de parámetros epidemiológicos para aplicar restricciones se renovaría el actual decreto "sin grandes modificaciones".

En ese marco, afirmaron que la nueva disposición incluiría "un apartado para el fin de semana del Día del Padre", que se festeja el tercer domingo de junio de cada año, aunque no dieron mayores detalles.

Además, las fuentes consultadas no descartaron que el nuevo DNU continúe con el dictado de un confinamiento estricto para los fines de semana.

No obstante, en Casa Rosada dicen mantener "la esperanza" de que Diputados pueda aprobar antes del viernes la ley que establece las medidas a adoptar en base a un "semáforo epidemiológico" que divide a la Argentina en diferentes zonas de acuerdo a la situación sanitaria. "Si no sale la ley, el DNU que se aplicaría no va a tener grandes cambios. Tenemos la esperanza de que salga, porque con una ley del Congreso sería muy diferente el accionar de algunas jurisdicciones. Con la ley no va a haber margen a libres interpretaciones", argumentaron a la agencia Noticias Argentinas.

Sin embargo, parecería muy difícil que el oficialismo en la Cámara de Diputados logre cosechar los votos necesarios para impulsar la aprobación del proyecto de ley, que ya tiene media sanción en el Senado, dado que ni siquiera logró los acuerdos suficientes para incluir la iniciativa en el temario de la sesión de mañana.

Pese a que finalmente el proyecto no ingresará en la agenda de la sesión cuyo inicio está previsto para las 15:00, el oficialismo intentará avanzar con el tema en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y Salud convocado a las 10:00, con la posibilidad de firmar dictamen de mayoría.

Al no estar el tema incluido en la convocatoria de la sesión, la única alternativa en pie sería impulsar un apartamiento de reglamento para incorporar el expediente sobre tablas, pero ello exigiría una mayoría de dos tercios. El problema es que el oficialismo no está en condiciones ni siquiera de garantizar los 129 diputados necesarios para tener quórum y habilitar la sesión, por lo que una mayoría de dos tercios asoma como algo muy difícil.

Lo cierto es que, con ley o DNU, habrá algunos cambios a partir del próximo sábado, pero fuentes con despacho en Balcarce 50 aclaran que "de ninguna manera será fase 1 o confinamiento estricto por varios días".

"El resultado del último confinamiento estricto (de nueve días) fue bueno. Logramos frenar el aumento de contagios (de Covid-19), pero con una meseta muy alta", reflexionaron.

Finalmente, las fuentes consultadas afirmaron que "van a seguir las restricciones en la circulación", y consideraron que "continuar con un cierre estricto los fines de semana puede ayudar a bajar los casos sin tener un impacto extremo en la economía".

Evalúan alguna restricción extra y excepcional
El DNU divide el país en cuatro fases (bajo, medio y alto riesgo y alarma epidemiológica) en función de tres indicadores: aumento de los contagios en los últimos 14 días (razón), cantidad de casos sobre la población (incidencia) y ocupación de las camas de terapia intensiva.

Los distritos que están en rojo mantendrían, de base, tres restricciones: el cierre de la circulación nocturna a partir de las 20, la suspensión de clases presenciales y la prohibición de las reuniones sociales.

Una de las alternativas más firmes que se barajaba en los despachos de la Casa Rosada es sostener los cierres de fin de semana. Todavía no estaba definido.

“En principio se prorrogará el anteúltimo DNU, que es el mismo texto que ya tiene media sanción en el Congreso. Luego puede suceder que entre mañana y pasado se defina alguna restricción extra y excepcional”, dijo un portavoz al tanto de las discusiones internas.

A nivel nacional, las cifras de contagios cedieron ligeramente, pero no al nivel que se esperaba, tras el confinamiento de nueve días. El lunes se registraron unos 22.000 casos, lo que había alimentado las expectativas oficiales, pero ayer el número trepó a los 31.000 casos y hoy cedió levemente a los 29.000. Son cifras muy altas, que van acompañadas por una curva en ascenso en la cantidad de muertes (solo en las últimas 24 horas se reportaron 607 fallecidos).

En Casa Rosada preocupa especialmente la situación sanitaria de provincias como Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Neuquén, aunque hay más distritos con curvas ascendentes. Por esa crítica situación, según el diario La Nación, el Gobierno albergaba la expectativa de que los cuatro diputados que responden al gobernador cordobés Juan Schiaretti adhirieran al proyecto de ley, pero finalmente confirmaron que votarían en contra del proyecto.