24/11/21 :: UN HECHO QUE CAMBIÓ EL RUMBO DE LA CIUDAD
27 AÑOS DE UN DÍA HISTÓRICO: PRIMERA PERFORACIÓN TERMAL MESOPOTÁMICA; HACIENDO HISTORIA

 En 1992 un grupo de jóvenes de la ciudad de Federación se propuso ver, estudiar,  cómo era lo del termalismo en Uruguay y de ahí ver si se podría intentarlo de este lado del Río Uruguay.  Mauricio Vago, Carlos "Bochín" Miller, Juan Carlos Romero y Domingo Flurín -FOTO de aquel año-, y luego se sumaron Carlos Piselli y Elvio Paoli, quienes finalmente integrarán la llamada "Comisión de Aguas termales,  ellos fueron los pioneros. Este grupo de vecinos comenzó a preocuparse por la economía de la ciudad."Lo que tratamos de ver fue algo que diera un rédito económico duradero a nuestra ciudad, porque se hubiese podido conseguir pequeños créditos y hacer invernáculos plantando tomates o algo así, pero ¿Cuánto iba a durar eso?", planteaba Carlos Miller.

LO ANTERIOR
Entre los antecedentes del historial de la perforación aparece que en el año 1980, el  Intendente Humberto Hartwig, envió la primera nota
para que se contemple la posibilidad de estudios para una explotación
termal a lo que la Dirección de Aguas Provincial respondió que no
tenía previsto hacerlo durante ese año.
En el año 1.983, el Partido Intransigente,
incluyó en la plataforma política municipal los estudios que
contemplen la exploración de aguas termales.
La intendente del periodo 1983-1987, María Rollano de Burna, certifica con sus palabras que se realizaron estudios geofísicos tendientes a verificar la posibilidad de existencia de aguas termales entre junio de 1986 y septiembre de 1987.
Fue en el marco de un convenio entre la dirección de Minería de Entre Ríos y Guas y Energía de la Nación.
Esto será luego corroborado por los impulsores de la idea central, los jóvenes de la Comisión de Aguas termales, los que en sus primeros pasos- antes de la formación oficial de la Comisión- comenzaron a recavar información sobre el termalismo y estudios en la zona, lo que luego constará en el Dictamen de la Comisión presentado al Concejo Deliberante. "las primeras tareas y tramitaciones estuvieron orientadas a la búsqueda  y recopilación de material bibliográfico existente sobre el tema".
Aquí se descubren los estudios anteriores y se trabaja para la realización de uno nuevo, para lo que se eleva la nota Nº 184/92 con fecha 3 de julio de 1992.
Previo a esto, el 15 de junio del mismo año se firmó el Decreto Nº 129/92 por medio del cual se crea la Comisión Municipal de Aguas Termales.
De esta nota el Municipio logra el Decreto provincial Nº 4608 del 16 de septiembre de 1992 y por medio del Diputado y presidente de la Cámara Baja, se obtiene un subsidio de 27.000 pesos para el pago de estudios geofísicos de "prospección de aguas termales subterraneas".
Lo va a realizar la empresa INGEP SRL, empresa sanjuanina. El Municipio declara de Interés Municipal dicho estudio. El resultado expresa que se reconoce un 85% de certeza en la existencia de aguas termales en Federación.

ELECCIÓN DEL LUGAR
    Se decide realizar la futura perforación en los terrenos  Municipales ubicados al norte y al este de la zona llamada "residencia". Estos terrenos configuran 17 hectáreas, a las que se les pueden anexar casi 20 hectáreas más comprendidas desde la línea de las últimas manzanas hasta el embalse de Santo Grande.

Las razones responden a tres cuestiones. Primero se evita la expropiación ya que estos son terrenos Municipales.
Segundo: Hay fácil acceso a cloacas, energía eléctrica y agua corriente.
Tercero: Se encontraba en la planta urbana, en una zona que para acceder el turista debería trasladarse por la ciudad, lo que no ocurría con los parques termales uruguayos existentes.

La perforación se inicia el 6 de noviembre de 1994, el día 24 surge la arenisca caliente, primer indicio de la existencia del agua termal, lo que se corrobora el 28 de noviembre, día que comienza a brotar agua termal.