11/01/22 ::
Toll Maderas, una PyME misionera que apuesta a la tecnificación y ejecuta un millonario plan de inversiones para seguir creciendo

Un agresivo plan de inversiones ejecuta Toll Maderas SRL en su planta industrial en Eldorado. La PyME maderera está focalizada en la modernización, eficiencia y elaboración de productos con mayor valor agregado. El proceso comenzó a fines de 2020, siguió en 2021, y continuarán en 2022 con los ajustes de puesta a punto y llegada de nuevos equipos. “Todo está focalizado en la tecnificación integral del aserradero para optimizar las líneas de producción con mayor valor agregado, ser competitivos a escala internacional y seguir creciendo con bases firmes que perduren en el tiempo. La apuesta es seguir creciendo en el mercado exportador”, señalaron sus propietarios.

 
 
Por Patricia Escobar, especial para el anuario Visión Misionera 
@argentinaforest
Foto de portada: Marcelo Piltra Toller, Ángel Toller y Fabián Toller, propietarios de Toll Maderas SRL (Eldorado)
 
MISIONES (31/12/2021).- En una entrevista con Ángel Toller(60), Fabián Toller (57) y  su hijo Piltra Toller (32), compartieron su visión sobre la actualidad foresto-industrial y sus proyectos en marcha, realizaron un balance del 2021 para su empresa y las oportunidades que les trajo el escenario global con la pandemia ante la “sorpresiva” demanda del mercado internacional. Además, se refirieron a las perspectivas para el mediano y largo plazo, basada en su planificación y desarrollo empresario.
Los hermanos Toller (Marcelo T. no estuvo presente al momento de la entrevista) son oriundos de Federación, Entre Ríos, pero desde 1987 decidieron radicarse en la zona norte de Misiones para emprender en la industria de la madera. Desde Eldorado, fueron creciendo en producción, empleo y exportación, a pesar de los vaivenes de la economía argentina y las particularidades del negocio forestal. Son miembros activos de la AMAYADAP y han formado familia y consolidado afectos en la provincia de Misiones.
La planta industrial está instalada sobre Av. Fundador Adolfo Julio Schwelm, en una propiedad de 7,5 hectáreas. Se dedican principalmente a la producción de Tablas, Machimbres, Tirantes, Finger y Molduras, todo de especies de pino Elliottii y Taeda. Cuentan con un patrimonio forestal de 5.000 hectáreas, además de la dotación del transporte forestal propio. “Tenemos desarrollada casi toda la cadena, nos queda dar el paso al aprovechamiento de la biomasa forestal”, indico Fabián Toller, socio gerente de Toll Madera.
El aserradero cerró el año 2021 trabajando a pleno, generando empleo a 220 personas. “En el último año hemos incorporado a 120 operarios”, señala con entusiasmo el empresario durante una breve recorrida  de ArgentinaForestal.com realizada a la industria.

La producción se destina principalmente a EEUU y Canadá. La demanda es de productos de molduras, finger y clear.  “Estamos con una capacidad de producción de unas 10 mil toneladas mensuales de rollos de madera, en promedio. Limitados aún por la falta de secaderos para incrementar nuestra capacidad, este fue el principal cuello de botella que nos encontramos para crecer, y que nos llevó a decidirnos por la inversión de dos nuevos secaderos en 2021, completando así con nueve unidades para iniciar el 2022 con mayor volumen de producción y reducción de costos”, explicó el ingeniero Piltra Toller.
En menor medida comercializan en el mercado nacional. “Tratamos de mantener cerca del 50% de las ventas al mercado interno. Pero la diferencia está en la facturación, se gana más colocando la producción en el mercado internacional”, agregó el profesional.

VM: ¿Cuál es el balance de 2021 para Toll Maderas?
Piltra Toller (PT): Es muy positivo. El aumento de la demanda nacional e internacional fue sorpresivo y muy bueno. Creo que tanto las PyMEs exportadoras como las que no, este año  lograron destinar su producción en general. Fue un año para todos los colegas muy positivo, por lo menos en lo que va de este último año y medio.
Fabián Toller (FT): La pandemia marcó un antes y un después en las ventas de nuestra empresa. Hasta el 2009 trabajamos en triple turno, pero llegó la crisis subprime y los problemas de las hipotecas en EEUU que nos complicó hasta el año  2019, que fue cuando volvimos a exportar y hasta ahora no paramos.
En 2020 comenzó a crecer la demanda, incluso se vendió más que en 2021. Volvimos de a poco, primero con madera rustica cepillada 4 caras con destino Filipinas, Colombia, China. Después fuimos orientando la producción a molduras y productos de mayor valor agregado con destino a EEUU, que es en la actualidad nuestro principal.
El 2021 cierra con un balance positivo, ya que los pedidos se mantuvieron todo el año, se logró colocar toda la producción en el mercado.
Tenemos exportaciones comprometidas hasta marzo de 2022, y entendemos que continuarán en el año.
 























 
VM: Para sostenerse en el mercado y ser competitivos en el negocio foresto-industrial, en un país complejo como es la Argentina, han decidido impulsar un millonario plan de inversión. ¿En qué consiste?
FT: Si. Es un proceso de tecnificación integral. Estamos incorporando tecnologías, nuevas máquinas para la línea de producción de molduras para optimizar el rendimiento. También instalamos dos secaderos nuevos (tendremos 9 en total), calderas nuevas que compramos en Brasil, que deberían estar en mayo o junio instaladas en la industria.
En algunos casos adquirimos equipos nacionales y en otros casos hay que importar, porque lo que se necesita no se fabrica en el país. Todo el plan de inversión esta ejecutado casi en su totalidad, y en carpeta tenemos otros dos proyectos para 2022. Estamos esperando algunos equipos que llegarán entre febrero o marzo.
Angel Toller (AT): En la industria de la madera la tecnificación es clave. Si no lo haces, te quedas en el camino.
PT: Todas estas inversiones apuntan a ser más eficientes, reducir costos y aumentar volumen de producción. Creemos que la tecnificación es la forma de ser una industria perdurable en el tiempo y garantizar una estabilidad. Nuestro foco apunta a la tecnificación, para reducir mano de obra, ser más eficientes en el tiempo, y adaptarnos rápidamente a los cambios de la demanda.
El secado, por ejemplo, era nuestro principal cuello de botella para seguir creciendo. La madera gruesa, de mayor espesor, tarda más tiempo en secar. Por lo tanto, apuntamos a optimizar el funcionamiento del secado y así poder aumentar nuestra producción frente a la demanda que tenemos era un paso ineludible.
La única manera de crecer en el aserradero era aumentando la capacidad de secado. Hoy logramos mejores rendimientos, podemos agregar más turno, mejorar nuestra rentabilidad.
Todo este proceso de tecnificación es un cambio interno importante al momento de implementarlo, requiere de capacitación de terceros a todo el plantel de la empresa.

VM: ¿Cuál es la visión de la actualidad forestal de Misiones y qué potencial consideran se tiene en el sector?
PT: Competimos directamente con Corrientes en la industria forestal. La actividad tiene futuro, cada vez es mejor vista la Argentina en demanda de madera implantada en el mundo. Veo un gran potencial, pero no podemos dejar de lado la realidad de que la vecina provincia de Corrientes tiene más beneficios impositivos y técnicos, lo que nos coloca en un lugar de ser los “más caros” en la región.
Por lo tanto, creo que como sector y desde lo gubernamental hay que ponerse al día y ver lo que pasa en nuestra región para estudiar cómo podemos recuperar las ventajas perdidas frente a Corrientes, que nos está alcanzando en algunos temas y sacando ventajas en otros.
Creo que hay que hacer algunas cosas para competir en el país de igual a igual, es necesario que entre los industriales y los representantes políticos encontremos el dialogo para dar ese empujón que falta.










VM: ¿El crecimiento foresto-industrial de Corrientes, como región, no tracciona también al sector misionero?
FT: Cuanto más empresas hayan brindando servicio técnico y más actividad se genere, es lo mejor para todos. Porque detrás vienen más compradores, llegan más máquinas, más empresas de servicios, llegan nuevas tecnologías. Se complica cuando es un sector muy pequeño.
En Misiones tuvimos la experiencia con la ex Alto Paraná, hoy Arauco. Cuando llegó cambió el sistema de producción y elaboración forestal, y ahora todos hemos adquirido esta tecnología y trabajamos con la mecanización. Toda la tecnología que antes parecía imposible, hoy esta a pleno funcionamiento en Misiones.
Por lo tanto, en parte sí tracciona.
AT: Hoy necesitamos más servicios y más transporte en Misiones, más competitividad forestal en Misiones. Porque hay mucha competencia. Se va a necesitar mucho del apoyo de la provincia para que se instalen más industrias en Misiones, porque Corrientes está demandando las empresas de servicios que no tiene, cuando Misiones está mucho más desarrollada en ese sentido.
Tenemos más años forestales que Corrientes, Misiones tiene más historia forestal.
PT: Hoy lo que se siente fuerte es la competencia en la industria de la madera con la provincia vecina. Claramente, si hay demanda externa y ventas internas, podemos descuidarnos un poco. Pero si cambia el escenario, hay que reaccionar rápidamente para no quedar relegados en la propia región.
AT: Toll Maderas no puede parar de crecer, las inversiones son necesarias. Si no nos tecnificamos, quedamos afuera de todos los mercados.
“La inversión que estamos realizando es fuerte, y tenemos pensado para 2022 concretar otras dos inversiones nuevas muy importantes. La decisión es seguir creciendo, tecnificarnos, y exportar”, sostuvo Fabián Toller.
 
VM: ¿Y las perspectivas para el 2022 en cuanto al mercado y la economía?
FT: En lo nacional, solo tenemos esperanzas y fe que las cosas mejoren, estamos expectantes de lo que pueda suceder.
PT: La demanda internacional esta fuerte, creemos que será estable por lo menos el primer semestre del año. En el mercado internacional se espera mantener la demanda, más allá de los riesgos del negocio de exportación que se presentan que a veces es fluctuante, pero apostamos a que seguirá estable todo el año 2022. Ojala no estemos equivocados.
Las dudas siempre se presentan en la demanda interna, pero si el mercado internacional está firme, acompaña, pensamos que tendremos un año estable.
Si dudas, para mantenerse y perdurar en el tiempo, las industrias tendrán que tecnificarse.
Para poder reducir costos, asesorarse, profesionalizarse, tendrán que armar planes de inversión.
Creo que la Argentina se está acoplando al mundo respecto a su producción de madera, está cambiando la visión sobre nuestro sector con madera implantada. Misiones tiene mucho futuro para satisfacer la demanda nacional e internacional.
Es cuestión de ajustar un poco las políticas. Creo que las nuevas generaciones de industriales le van a dar ese empujón que falta. Misiones tiene mucho futuro foresto-industrial, tenemos buena materia prima, buenas empresas e ideas.
Tendría que engranar entre la política y lo industriales para dar ese empujón que falta. Vamos avanzando en ese camino.