22/06/22 ::
Piaggio pone primera y Juan Javier García se suma

El Intendente de Gualeguaychú da pasos cortos en la carrera por el 2023. Se muestras con dirigentes del palo. Los pro y los contra en caso que decida finalmente jugar.
 
Martín Piaggio comenzó a dar sus primeros pasos. O por lo menos a mostrar que está dando pasos.
Este martes inauguró una señalización de la Unidad Penal 2 “Francisco Ramírez” de Gualeguaychú como Sitio de Memoria del Terrorismo de Estado. La obra fue organizada por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación a través de la Dirección Nacional de Sitios y Espacios de Memoria. El acto contó con la presencia del funcionario nacional, Horacio Pietragalla Corti.
De la partida fue el ex intendente de Chajarí, Juan Javier García, uno de los entusiastas de la precandidatura de Piaggio.
 
Si hay un nombre en el peronismo para el 2023 y no está en el radar de Gustavo Bordet ese es Piaggio. Sin embargo, el gualeguaychuense está dispuesto a dar la pelea según aseguran en su entorno.
Sin jefatura política en Entre Ríos, el médico y abogado que transita su segunda gestión al frente de la Municipalidad tiene el teléfono abierto en el Ministerio del Interior, donde atiende Eduardo “Wado” De Pedro. Allí se transmite buena parte de lo que se define en el Instituto Patria. Este miércoles Piaggio se reunió, en Buenos Aires, con el diputado de La Cámpora, Tomás Ledesma. Tenía en agenda un encuentro con Máximo Kirchner, pero sin foto.
 
 
Piaggio, al no estar en el radar de Bordet, se convierte en menos competitivo por falta de estructura pero en algo a la vez diferente. Por fuera del dirigente de Gualeguaychú, los demás esperan la bendición del Gobernador que, aún, mantiene una considerable buena imagen según encuestas que encarga el oficialismo y tiene también la oposición.
Un trabajador de varias campañas obsesionado con la rosca hace unos días dejó la siguiente lectura ante Página Política: “Martín debería jugar para engordar la propuesta del peronismo, todo lo que sume es por afuera de lo que pueda sumar cualquier otro”.
La promesa de Bordet de reformar la carta orgánica y bajar el piso de las minorías para estimular la competencia aún no está en ningún cronograma.
En el oficialismo se borronean posibilidades tales como consensuar una lista de diputados encabezada por el Gobernador  y que la interna sea entre fórmulas. Esto puede ser práctico en lo meramente electoral pero dudoso en lo político. En lo movilizador. Quién se asegure un lugar en la Legislatura al momento de presentarse la lista lo más probable es que pase a ser un espectador del proceso.
Antes que resolver si se consensua una lista de diputados el oficialismo debería empezar a buscar candidatos a intendentes.  Luis Erro repitió este miércoles en radio: “(Adán) Bahl debería repetir, (José Eduardo) Lauritto tendría que ser intendente de Concepción y Bordet intendente de Concordia”. Esa propuesta la repiten ya varios dirigentes. Puede que ocurra, excepto en el último caso, en el del Gobernador.
En un escenario complicado para el oficialismo empieza a mellar el futuro del peronismo. ¿Desde dónde partir para comenzar un proceso de renovación? El mismo podría empezar a forzarse desde la derrota y el lugar de oposición.
  Fuente: Página Política